Filosofía


Ilumina mi mente para que reconozca lo que se presenta a mis ojos y para que sepa discernir lo que está ausente y escondido, que no deje de ver lo que es visible, pero no permitas que me arrogue el poder de inventar lo que no existe.

Concédeme que mis pacientes tengan confianza en mi y en mi arte y sigan mis prescripciones y mi consejo.

Que el amor a la profesión me fortalezca.

Haz que sea modesto en todo excepto en el deseo de conocer el arte de mi profesión. No permitas que me engañe el pensamiento de que ya sé bastante. Por el contrario, concédeme la fuerza, la alegría y la ambición de saber más cada día. Pues el arte es incansable y la mente del hombre siempre puede crecer.

Resumen de la oración de Maimónides

Disfrute ya de su mejor sonrisa